¿Es cierto que el estilo personal está en su máximo esplendor?

Arrow
Arrow
Gucci, otoño-invierno 2016
Slider
 .
.
.Voces del sistema moda se han pronunciado revelando la cuestión más consciente, chispeante, refutable: el estado actual en el que nos encontramos, uno atribuido a la epitome del estilo personal; ¿será cierto? diría que la duda no se invoca, sin embargo, un instinto desenfrenado de comprender su naturaleza renacen rozagantemente en la mente. Indicios de esta afirmación, se podría decir que se mostraron en el comportamiento del hombre contemporáneo, y en la misma base que soporta la esencia de estilo, la confirmación de ser mediante una especie de códigos propios ¿Cuales serán los recursos facilitadores de la comprensión del idilio magnífico del estilo personal?¿Son los mismas voces ejemplo de la efusividad de esta cuestión por su forma de ver la moda? ¿es posible que el hito se manifieste hasta en los rincones mas recónditos de la humanidad, o solo se viven en los lugares cosmopolitas y más sentidos por la visión real de la moda?

Es real que la moda se esta transformando; antes lo que veíamos como un sistema inmóvil, casi rígido, que dictaba la forma de vestir con verdad, ahora se resiste a los encantos del individuo, el cual con un sentido hechizante, impone a su gusto y razón. Las calles son el reflejo de esta afirmación y las redes sociales se muestran como los medios mas expresivos, y a su vez merecedores de ser una de las posibles causas de la magnificencia del estilo personal. La moda cambia y el futuro parece incierto y al mismo tiempo real e hiper perfecto por la noción de la libertad del ser. Lo he mencionado en varias ocasiones, todo se define en la búsqueda de ser de una forma desestructurada que incite a crear, imaginar, y ser diferente, siendo las particularidades de la diferencia las que construyen el estilo.

Son varias las casas de moda que manifiestan literalmente los alcances del estilo personal en sus colecciones otoño – invierno 2016, entre ellos Rochas, Dolce & Gabbana, Etro, Miu Miu, y Gucci siendo este ultimo el mayor inspirador para mi concepción, ya que define sin limites la fuerza de la voz. Simetría, deformidad, inexactitud, coherencia y entusiasmo son nociones pronunciadas en estos diseños. Es clara la opulencia en la expresión; las mezclas son un éxtasis para los ojos que reclaman ser con especial diferencia; muchas texturas, estampados, colores, brillo, rallas, boleros, alturas, siluetas, accesorios…,y siguen las verdades, que funcionan como declamadores del individuo.

Gritos efusivos de ir en contra lo común, o simplemente de ser uno mismo; la epitome del estilo personal relata la meta alcanzada por cada individuo para decorar su alma creando su propio patrón de vestimenta. Es mínimamente probable que los ojos que nunca han sido tocados por la razón de la moda, lleguen a ver estas muestras deliberadas del individuo como justas y bellas; lo imperfecto es perfectamente bello, siendo esta afirmación la descripción más clara y real. Aquellos que logran percibir la exuberante pulcritud que tienen estas combinaciones, son merecedores del entendimiento de ésta revolución, de esta ebullición de desarrollo social, cultural, y económico; esta no es una realidad en los países conservadores, ¿Será posible que la mayoría de los colombianos aprecien y acepten este tipo de manifestaciones del estilo? sinceramente, es poco probable y esta relacionado con la noción conservadora aun arraigada en la sociedad.

Lo que si es probable, es que las voces que han mencionado este acontecimiento sean el reflejo del mismo, y no solo hago referencia a la mención literal, la forma de vestir es otra demostración.

Es palpable la era del estilo personal; su furor y expresión renacen y son propagados fugazmente en las ciudades cosmopolitas; en los demás rincones del planeta, esta revolución toma cuerpo con aires lentos pero con una fuerza especial en las mentes eclécticas que son fáciles de influenciar y capaces de reconocer los impulsos tan bellos y libres de este acontecimiento.

¿Tu qué opinas del máximo esplendor del estilo personal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *